Ganador Mix Feeding

Cuidados especiales

Lo que los colmillos de tu perri-hijo dicen de su salud

lo-que-los-colmillos-de-tu-perri-hijo-dicen-de-su-salud
Our Reader Score
[Total: 0 Average: 0]

Detectar que los dientes de tu perro están sanos puede ser complicado; las diferentes razas de perros tienen distintos tipos de boca, el síntoma de una afección dental en una raza puede no ser exactamente el mismo para otra.

Aquí te dejamos algunas de las enfermedades bucales más comunes en perros para que tengas una guía de qué debes monitorear en tu mejor amigo peludo.

Ganador Recetas

Para tu perrito, la boca juega un papel muy importante en el transcurso de su vida, dado que al no disponer de manos y dedos con los que pueda agarrar aquello que desea, la función de su hocico adquiere un lugar relevante en su día a día, siendo éste su apoyo para entender y desarrollarse con su entorno. Sin embargo, gracias al uso masivo de esta cavidad, se detonan algunos problemas si su cuidado no es el adecuado y para ello necesita tu ayuda.

  • Heridas:

Las heridas son de las situaciones más comunes en los perritos. Sus ganas de jugar, curiosear y mordisquear todo lo que encuentra a su paso los hace propensos a lesiones bucales. Si ves que algún objeto se queda incrustado entre los dientes de tu peludito o que sufre algún corte en la encía lo mejor es acudir con el veterinario, quien te ayudará a quitarle el objeto antes de le provoque una lesión o bien antes de que ésta se haga más grave en caso de que ya esté herido, además de que ellos saben qué será mejor para no lastimar al can en cuanto a terminaciones nerviosas, etc.

Es importante que inspecciones su boca de manera habitual y le mantengas lejos de objetos afilados en casa.

  • Cuando no mudan correctamente su dentadura:

Al igual que nosotros, los perritos tienen una primera dentadura que consta de 28 piezas, lleva por nombre caduca, les empieza a salir a los cachorros aproximadamente a las 3 semanas de nacidos y llega a estar completa hasta las 12 semanas de edad. Es a la que comúnmente le llamamos dentadura de leche.

A partir de los 3 meses de edad hasta los 7, los primeros dientes se empiezan a caer, es en este proceso cuando hay signos de que su dentadura va creciendo bien o que tal vez algún diente no le está saliendo correctamente. Si observas que sus dientes de leche no se caen durante sus primeros meses de edad, es debido a que algo en sus encías impide su crecimiento.

Si ves que tu cachorrito rasca mucho su hocico o muerde objetos pasados ciertos meses de edad y que aún no muda toda su dentadura de leche, lo mejor es recurrir a la extracción, que tiene como finalidad propiciar el crecimiento de las piezas definitivas de su dentadura; lo mejor para llevar a cabo el proceso es acudir con el veterinario.

  • Aparición de sarro:

Cuando un perrito come, bebe o simplemente mordisquea, introduce bacterias a su boca. Si no hay una rutina de limpieza, con los restos de alimentos y la saliva se acaba formando placa bacteriana y da lugar al sarro.

Éste, infecta la raíz de la pieza dental, provocando inflamación en el interior de su hocico, en un a primer fase, provoca gingivitis.

Una buena rutina de limpieza semanal y revisiones periódicas con el veterinario son esenciales para evitarlo.

  • Del sarro a la gingivitis:

Ésta, sucede igual que con nosotros, si no se detecta el sarro a tiempo, acaba transformándose en gingivitis o bien inflamación en las encías caninas. Las encías inflamadas en el can, pueden provocar mal aliento. Para detener la infección será primordial sanar su dentadura acudiendo a una revisión médica con el veterinario, quién te ayudará a eliminar la placa y le recetará el medicamento más conveniente de ser necesario. 

  • Periodontitis:

Esta última fase es la más destructiva para la dentadura de tu canino, es la consecuencia de una gingivitis que no se atendió. En esta fase, tu perrito puede presentar sangrado al comer o incluso dolor. A causa de ello, es inevitable notar caída de las piezas dentales, aunque ya sea un adulto joven.

El veterinario te dará un diagnóstico más acertado, habrá que sanarle limpiando su dentadura y con ayuda de un tratamiento antibiótico. Una vez finalizado habrá que contemplar una higiene dental más asidua para que esto no vuelva a pasarle a tu perrito.

Se aconsejan al menos dos visitas anuales al veterinario para limpiar el sarro, detectar enfermedades periodontales, revisar que los colmillos del perro y mandíbula sean fuertes además de corregir posibles fracturas en sus dientes. En el caso de los cachorros estas visitas suelen ser más frecuentes hasta que el veterinario pueda comprobar que ya tiene su dentadura permanente con 42 piezas, lo mejor será agendar citas para atender cualquier situación a tiempo. Es importante que no uses productos de uso humano ni lo automediques, sólo el especialista en medicina veterinaria es el indicado para decirnos cómo mejorar la salud bucal de nuestro mejor amigo.

0 Comments
Share

Mauricio Zamora