Ganador Mix Feeding

Cuidados especiales, Sana Alimentación

Ellos también se sienten tristes, ¿cómo podemos ayudarlos?

ellos-tambien-se-sienten-tristes-como-podemos-ayudarlos
Our Reader Score
[Total: 2 Average: 4.5]

Los cambios de conducta en nuestros perritos pueden ser algo normal de acuerdo a su etapa de vida, pero si estás viendo algún cambio extraño en su comportamiento y no sabes que es lo qué le pasa a tu amiguito peludo debes estar atento.

Mi perrito está triste, ¿qué síntomas pueden asociarse a ello?

La primera y mejor recomendación es que acudas a tu veterinario de confianza y le informes los cambios que estás observando en el comportamiento de tu perrito; podemos decir que este presenta algún síntoma de tristeza si:

Ganador Recetas
  • Notas apatía en tu perrito, si por ejemplo antes jugaba más contigo.
  • Observas un descenso frente a sus estímulos.
  • Disminuye su actividad física habitual.
  • Ves que baja su apetito.
  • Pasa más tiempo durmiendo que antes.
  • Tiene actitud de huida ante ti u otros miembros de la familia.
  • Presenta reacciones agresivas o compulsivas.
  • Su comportamiento cambia, notas aumento de aullidos o gemidos en tu perrito.

Si percibes alguna de estas señales en tu perrito es muy importante que acudas a un especialista como un veterinario y si es recomendable hasta un etólogo.

Algunas causas en la tristeza de tu perrito pueden deberse a:

  • Su fisiología, periodos como el celo, las altas o bajas temperaturas en el clima o la extenuación física por actividad intensa pueden provocar cambios en tu perrito.
  • Enfermedades, si tu peludito tiene fiebre o algún otro dolor debido a alguna patología, pueden derivarse en comportamientos asociados como la falta de ánimo o tristeza.
  • Traumas, las experiencias que ha vivido nuestro amiguito peludo pueden dejar huella en su memoria y ambientes que propicien la activación de esos recuerdos le pueden producir una baja en su estado de ánimo.
  • Manejo poco adecuado en alimentación, actividad física y motivación, recuerda que los perritos son muy flexibles en cuanto se trata de comportamiento, sin embargo todos son diferentes y poseen necesidades concretas según su raza y su propia individualidad. Si no estás atento a estas necesidades, tu perrito puede desmotivarse y presentar algún desequilibrio psicológico y orgánico que deriven en estados de aburrimiento o tristeza.
  • Cambios de rutina, si en algún momento como amos cambiamos nuestros hábitos personales, por supuesto que esto afecta a nuestros fieles amigos. Los horarios, los cambios de propietario, de vivienda, de trabajo o incluso dejarlos solos por mucho tiempo influirán en sus rutinas diarias y podrían propiciar que nuestros perritos se desorienten, desarrollen algún tipo de inseguridad, nerviosismo o un desequilibrio emocional.

¿Cómo puedo ayudar a mi perrito si está triste?

Ante cualquier señal que observes en tu perrito en cuanto a tristeza se refiere, lo primero que hay que hacer es acudir a un veterinario, el especialista evaluara al canino de acuerdo a la información que le brindes. Si el veterinario no descubre causas orgánicas, lo más recomendable es acudir con un etólogo –el especialista en comportamiento animal- y él realizará un diagnóstico de carácter conductual en tu perrito.

En general, para brindarle una vida feliz que contribuya al bienestar físico y emocional a tu perrito es importante cubrir varias necesidades, por lo que te damos algunas recomendaciones para mantener hábitos sanos en tu vida:

  • La alimentación y actividad física serán siempre los pilares de una vida saludable en tu perrito. Los paseos deben ser frecuentes para mantenerlo motivado y en forma, además, son una buena fuente de estímulo y motivación, ya que, le permiten descubrir e interactuar con olores, sonidos y relacionarse socialmente con otros perritos y personas.
  • Higiene y cuidados adecuados a su raza, edad y tamaño, las rutinas de higiene como baño, cepillado, desparasitaciones, vacunas y atención veterinaria periódica, son necesarias para el desarrollo óptimo en la vida de tu perrito, ya que, previenen y mantienen una buena salud en él.
  • Rutinas estables, sabemos que a veces hasta para nosotros mantener una rutina es complicado, pero tener un perrito en casa nos ayuda también a mantener una constancia que nos permita afianzar la estabilidad tanto en nuestras vidas como las de ellos. Recuerda que los procesos de adaptación son progresivos, así que una buena idea es establecer horarios para que tu perrito coma, juegue o salga a pasear.
  • Enriquecer su ambiente, para que tu perrito siga desarrollándose, puedes ofrecerle juegos y actividades de entretenimiento que pueda realizar cuando este solo en casa. Existen muchos juguetes que lo mantienen entretenido de acuerdo a su tamaño y etapa de vida.
  • Refuerza el vínculo, cambios en la vida de tu perrito como un nuevo integrante perruno o un bebé pueden hacer que se sienta triste, así que puedes ofrecerle más tiempo de calidad e ir integrando poco a poco a los nuevos integrantes de tu hogar para fortalecer el vínculo de confianza, que, a su vez le generará mayor confianza.

Mantente pendiente de cualquier signo distinto que se presente en tu amigo peludo, recuerda que será siempre más sencillo eliminar cualquier imprevisto en cuanto se detecte a tiempo. Diagnosticar un síntoma como la tristeza en perros puede ser complicado, por ello, acércate en todo momento a tu veterinario de confianza antes de realizar cualquier cambio en la vida de tu peludito.

0 Comments
Share

Mauricio Zamora