Ganador Superfoods

Cuidados especiales

¿Cómo limpiar su cama, plato y juguetes?

como-limpiar-su-cama-plato-y-juguetes
Our Reader Score
[Total: 4 Average: 3]

Mantener la higiene canina de tu perrito no abarca únicamente el baño, sus dientes o acudir periódicamente con el veterinario, aunque todos son pilares vitales para su bienestar, en ocasiones obviamos que ellos también necesitan otro tipo de hábitos de higiene, como el cuidado de sus objetos personales como su camita, juguetes, platos, etc.

Por ello te enlistamos algunos consejos para desinfectar adecuadamente los espacios de tu mejor amigo peludo.

Ganador Superfoods

Un perro limpio es un perro feliz

Aunque se presenten situaciones extraordinarias donde sepas que debes bañar con mayor frecuencia a tu perro, no es necesario hacerlo cada semana, un baño regular cada 3 o 4 semanas bastará para tenerlo limpio. Pero, ¿es la higiene corporal suficiente para mantener a tu perrito limpio?

Al igual que nosotros cambiamos nuestras sábanas, lavamos nuestras toallas o los trastes que usamos, los objetos de tu perrito deben mantenerse limpios, dado que pueden alojar bacterias que a la larga provoquen alguna infección en él. Tal es el caso de pelotas, peluches o cualquier otro juguete, su mantita o cama y por supuesto los platos en donde come y bebe agua, que son los espacios más propicios para la acumulación de bacterias.

Los platos vacíos, ¿están realmente limpios?

Seguro tu amiguito peludo es una aspiradora cuando come y no deja ni una croqueta en el plato o incluso le dé unas cuantas lengüetadas para estar satisfecho de haber dejado el plato vacío, pero eso no es suficiente para pensar que está limpio y mucho menos que no debas lavarlos, todo la contrario. En ocasiones las bacterias, hongos o virus podrían continuar existiendo dentro del recipiente, sobre todo cuando le das alimento húmedo o en su recipiente de agua. Es bueno que lo desinfectes al menos una vez a la semana.

Comienza por retirar los residuos de alimento acumulado en el plato con una servilleta. Una vez retirados, lávalos con agua y jabón para trastes. Evita usar la misma esponja que usas para tus platos, no querrás mezclar aromas o bacterias. Finalmente, límpialos con agua tibia para retirar todas las sustancias u organismos que hayan quedado adeheridos además, no dejes rastro del jabón utilizado, no querrás que tu perrito lo injiera.

Evita usar productos como cloro, productos para quitar el sarro de la cocina o baño o jabones muy abrasivos, ya que, éstos son perjudiciales para la salud de tu perrito y pueden provocar reacciones alérgicas en el menor de los casos. Basta con agua y jabón.

Mantén las zonas de estadía de tu perrito limpias y cómodas

Es común que, si no cuentas con patio o jardín en casa, tu perrito tenga designado un espacio dentro de tu hogar para hacer sus necesidades. En este caso es usual que algunos limpien la zona con cloro para evitar acumular olores, sin embargo, no es muy recomendable, dado que al ser el olfato uno de los sentidos principales para tu perrito, estos productos tienden a irritar su nariz y provocan el efecto contrario en él, que, al no reconocer el olor de su orina, eliminado por el cloro, decida buscar otra zona para hacer sus necesidades. Usar cloro en orina de perros, no es la opción más recomendable, por ello, lo mejor es evitar este tipo de productos abrasivos y optar por usar solamente agua y jabón, basta con el jabón que siempre has usado para trapear para que todo quede limpio, tu perrito pueda seguir reconociendo su olor y no ensucie otras zonas del hogar haciendo sus necesidades.

Una cama limpia para tu mejor amigo peludo

La cama es uno de los lugares que más ama tu perrito, pero también uno de los sitios que más limpieza necesita. Algunos canes suelen llevar bocadillos y esconderlos en su cama y es completamente normal que después de estar recostado en el piso o césped lleven algunos polizones a su lugar de descanso. No te preocupes, limpiar su camita es más sencillo, aunque llevará más tiempo en estar lista que cualquier otro objeto.

Comienza por retirar juguetes y cojines y barrer el espacio en el que ésta está, retirando así el polvo que se acumula en el piso, esto puede ser con agua y jabón como harías con cualquier otra zona de tu hogar. La cama puede ser lavada como cualquier otro cojín, aunque debe ser cepillada previamente para eliminar tanto el pelaje de tu amiguito, como restos de comida o bocadillos ocultos. Después puedes usar agua y jabón, ya sea que lo hagas a mano o en lavadora y bastará con dejar secar al sol durante el resto del día.

Juguetes perrunos relucientes

El último, pero no menos importante de los hábitos de limpieza canina son los amados juguetes de tu perrito, dado que al igual que sus tazones para comer y beber, estos acumulan múltiples bacterias que tu perrito invariablemente se lleva a la boca. Estos pueden llevar el mismo proceso que el lavado de la camita, empezando por retirar pelo y polvo con algún cepillo o toalla húmeda y posteriormente puedes lavarlo con agua y jabón.

Para lavar tanto su camita como sus juguetes existen múltiples productos en el mercado que puedes conseguir en cualquier tienda física u online, asegurando así que estén diseñados para no ser abrasivos o dañinos para la salud de tu perrito.

Sabemos que te gusta propiciarle a tu mejor amigo objetos y espacios limpios, pero está de más contar con productos adecuados que no dañen su salud o bien mantener medidas de higiene sencillas como agua y jabón que son más que suficientes. ¡Dale todo el cariño necesario a tu mejor amigo a través de buenos hábitos de higiene!

0 Comments
Share

Mauricio Zamora